¿Qué es 2016 Bidea?


Domingo 16 de octubre

LONGITUD DURACIÓN ACTIVIDADES TOTAL
14,5 Km 5,25 h. 3 h. 8,25 h.

ABBADIEREN JABETZAK – LOS DOMINIOS DE ABBADIE
MUNICIPIOS

  • Ziburu
  • Urruña
    • Performance Flysch & Sheeps, Géologie extraordinaire, Natacha Sansoz

Una etapa muy variada sin un claro nexo de unión entre las diversas actividades. Podríamos decir que, por una parte, se mostraban nuevas formas de cultura contemporánea de fusión y, por otra, se destacaban los aspectos turísticos de la comarca.

Comenzaron las actividades antes de emprender la marcha con una introducción a la performance que tendría lugar posteriormente. Como el taller consistiría en la creación de elementos formados por telas multicolores (sheeps), dos personajes con forma de conos de carretera (¿?) repartían trozos de tejido entre los participantes.

En La Corniche se desarrollaría la performance propiamente dicha, la creación de las sheeps (esculturas textiles móviles, ver foto) por parte de artistas y participantes, y su presencia y sus acciones en el paisaje. Los ”animadores” no supieron atraerse a los excursionistas, interactuaron con algunos, con los más interesados, pero no supieron agrupar, explicar la actividad y dinamizar al grupo en su conjunto.

La siguiente parada era en el Domaine d’Abbadia con dos actividades: una breve explicación del espacio natural, el castillo y el personaje de Antoine d’Abbadie a cargo de Aintzane Lasarte, del CPIE Littoral Basque y el espectáculo de danza aérea creado especialmente para esta ocasión denominado Abbadia Bidea, a cargo de la compañía Rouge Elea.

En el primer caso, la charla fue amena e interesante, con detalles y anécdotas. En el segundo caso, la función de danza aérea fue espectacular a pesar de lo sencillo de la puesta en escena y fue una de las mejores presentaciones de todo el proyecto.

Ya en Hendaia playa llegó el turno de otra performance: el artista Bruno Aguerre acompañado de tres músicos. La idea era que la intervención fuera participativa, con la creación colectiva de un gran panel pintado entre todos los que quisieran tomar parte al son de música de jazz. Como tantas otras veces, muy pocos de nuestros excursionistas quisieron intervenir y la mayor parte del tiempo fue Bruno quien estuvo pintando. Aun así, la música era animada y algunos también bailaron. Sin embargo, creemos que, al final se alargó un poco más de lo que permitía la paciencia de nuestros espectadores y muchos comentaron después que se les hizo largo (y solo fue media hora).

Finalmente, tras pasar la bahía de Txingudi en barco llegamos a Hondarribia, donde nos esperaba un grupo de músicos para un pasacalles entre el el embarcadero y la calle San Pedro donde tendría lugar el show cooking. Y lo hemos pensado muchas veces: si todo 2016 Bidea hubiera consistido en pasacalles y degustaciones nuestros excursionistas habrían sido felices. El recorrido por Hondarribia fue una fiesta.

Finalmente el show cooking consistía en la demostración de la elaboración paso a paso de dos pintxos de alta cocina por parte de dos reputados chefs de la localidad y la posterior degustación de los mismos acompañados del txakolí local. Además, como la hora era un tanto temprana, acudió muy poco público aparte de nuestros excursionistas, por lo que pudieron repetir hasta que se acabó todo. Y ellos tan contentos.

Etapa desigual en cuanto a la aceptación del programa por parte de los participantes. Hemos pasado de un extremo a otro, del entusiasmo al aburrimiento. Si la danza aérea de Abbadia bidea, el pasacalles o la degustación de pintxos les han encantado, Flysch & sheeps o la performance artística han sido recibidos con indiferencia.


Todas las entradas sobre 2016 Bidea

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: