Una de las partes más impresionantes del centro de la ciudad es la Isla de los Museos (Museuminsel) donde podemos encontrar nada más y nada menos que seis (6) instituciones dedicadas a mostrar diversas manifestaciones artísticas. Las tres más importantes son:

Altes Museum

Aunque no es del todo exacto, podríamos decir que esta dedicado a la escultura y las artes decorativas antiguas de la cuenca mediterránea, especialmente Grecia y Roma.

Neues Museum

Uno de los más interesantes, especialmente por contener en su interior una gran colección de arte egipcio, incluyendo el inefable busto de Nefertiti.

Pergamon Museum

El más impresionante de todos, ya que contiene grandes estructura arquitectónicas y monumentales como el Altar de Pérgamo, la Puerta de Ishtar de Babilonia o la puerta del Mercado de Mileto.

Otros museos en la isla o en las proximidades son el Bode, Alte Nationalgallerie o el DDR Museum, interesante y curioso si se quiere conocer cómo era la vida en la antigua República Democrática Alemana.

En esa misma zona se pueden encontrar la catedral (un mamotreto neobarroco muy prusiano) o las obras de reconstrucción de lo que fue el palacio del Kaiser. Pasando la isla está la famosa torre de televisión, el pirulí berlinés. Por allí mismo está Nikolaiviertel, lo poco que queda del Berlín medieval y Alexander Platz, nudo de comunicaciones y símbolo del esplendor de otros tiempos.

Mención aparte merece el Scheunenviertel. Se trata del antiguo barrio judío que desde la caída del muro se ha convertido en una de las zonas más interesantes de la ciudad a todos los niveles. Zona comercial y de vida nocturna, fue un barrio popular durante el comunismo, por lo que se ha mantenido bastante intacto. Hay muchas galerías de arte, edificios curiosos, pequeños parques y placitas y se está revelando junto con Prenzlauer Berg, inmediatamente al norte, como la alternativa al popular a Kreuzberg.

Lo mejor de esta zona, la antigua sinagoga central, recientemente restaurada y Tacheless, una antigua fábrica de la AEG, ocupada por artistas nada más caer el muro y convertida en un dinámico, caótico, vetusto, vital, alternativo y loco centro de arte. El edificio fue comprado por un banco (o algo) y cerrado en 2012. Desde entonces algunos artistas crearon en el patio trasero un espacio donde continuar la actividad, pero a día de hoy ni se sabe…

Capítulo anterior: Berlín Mitte (centro) 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies