Desde siempre el erotismo se ha utilizado en publicidad para dar a conocer y promocionar determinados productos, especialmente dirigidos a los hombres, bastante burdos la mayoría de las veces. Sin embargo, también hay erotismo sutil e inteligente en publicidad. Es verdad que insinúan más que expresan, que la calidad de las imágenes es extraordinaria y que no presentan directamente los objetos sino que se trata más bien de metáforas visuales. Ahora bien, ¿No será más de lo mismo, pasado por un tamiz actualizado? ¿Es publicidad subliminal?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies