SEO (del inglés Search Engine Optimization) es un conjunto de técnicas aplicadas a un sitio web, que ayudan a los buscadores a indexarlo mejor y, por tanto, a situarlo en los primeros lugares de una determinada búsqueda. Se dice que si una publicación no consigue aparecer en la primera página de resultados de Google es como si no existiera. Pues bien, hay una serie de factores que pueden ayudar a conseguirlo:

Tener en la web un blog o una sección de noticias que se actualice regularmente y cuanto más frecuentemente, mejor: a los buscadores les gustan las novedades.

Construcción de enlaces (Link building). Conseguir ser enlazado por el mayor número de sitios posible, especialmente si son relevantes: gobiernos y otras instituciones públicas, universidades, wikis, directorios… o con un pagerank (puntuación) alto. Esto se puede conseguir de forma natural (linkbaiting) al publicar contenidos de una calidad o utilidad tal, que las personas que lo lean estén dispuestas a enlazarlo y difundirlo espontáneamente. También se puede hacer de forma artificial: acordar con otros intercambiar enlaces y/o comprarlos (cosa un poquito fea) y también vincular las publicaciones en redes sociales, directorios, foros…

Convertir las URL que se generan de forma automática en URL amigables (también llamadas semánticas): por ejemplo, una de este tipo: www.laweb.com/index.php?seccion=blog&id=133 debería quedar así: www.laweb.com/blog/url-amigables, limpia de números, símbolos (=, ?, %, &, $…) y texto extraño.

Las palabras clave son las que los internautas utilizan para realizar sus búsquedas sobre un determinado tema. Por ejemplo, si se buscan artículos sobre tartas, ¿cuáles serán los términos más utilizadas? Podría ser desde luego “tartas”, pero también “postres”, “repostería”, “bizcocho”…) Si se introducen estos vocablos en el texto habrá más posibilidades de que lo publicado se posicione mejor. Por tanto, hay que concretar las palabras; escoger 4 ó 5 distintas (no repetirlas) que sean importantes para la temática que se trate, e introducirlas. También es conveniente introducir una o más palabras clave en el título.

Para encontrar palabras clave lo mejor es usar la propia lógica, pero también podemos emplear alguna herramienta como Google Adwords u otras. También se pueden encontrar con la función “autocompletar” de los buscadores: escribiendo cualquier palabra aparecen sugerencias de frases.

Pero en estos momentos, lo más importante para poner en práctica un buen SEO se centra en cuidar lo más posible la calidad de lo que se publica. Cada vez más, los buscadores adaptan sus algoritmos para posicionar mejor los sitios que se centran en presentar mejores contenidos: fotografías y vídeos propios y no sacados de internet; datos que sea relevantes para el tema que se trate; textos formativos e informativos para el lector; material que no sea copiado, fusilado o traducido de otros idiomas… Es decir, que lo publicado sea lo más interesante y original posible (en todos los sentidos).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies